• Jani López

Flexibilidad para todos...


Como consultora de sostenibilidad y mamá de dos niños pequeños, uno de los temas que me interesa en relación con los derechos y condiciones laborales de las empresas es el balance de la vida laboral y familiar. Así que cuando se confirmó la asistencia de Ana Lucía Cepeda, fundadora de Bolsa Rosa como PowerSpeaker en la quinta edición de Speakher Nights, me dio mucho gusto y me puse a pensar en todos los beneficios probados de la flexibilidad laboral y la influencia que un balance de la vida laboral con la familiar tiene en la salud mental de todos los trabajadores.


En México aún nos falta mucho por avanzar en este sentido ya que casi el 30% de los empleados mexicanos tienen un horario de trabajo muy largo. Este 30% representa una de las tasas más altas en la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) en donde el promedio es de 13%. Por estas razones la iniciativa de Bolsa Rosa que promueve la flexibilidad del trabajo es un paso importante para las mujeres y en general para la sociedad.


Momentos antes de su Power Speech, Ana Lucía (AL) me concedió (SN) unos minutos para hacerle una entrevista respecto a su visión de la flexibilidad laboral y también sobre qué técnicas le han funcionado cuando quiere comunicar mensajes importantes de su empresa. Aquí va lo que me comentó que con gusto comparto en nuestro foro.


SN: ¿Cuáles son las barreras en nuestro país para la implementación de esquemas de trabajo flexible?

AL: En primer lugar están la desconfianza y el miedo, el decir siempre ha funcionado así, para qué le movemos. Esa incertidumbre de no saber qué va a pasar, de pensar siempre lo peor de la gente, “va a abusar, se va a dormir, no va a trabajar, va a pensar que son vacaciones”. En lugar de tomarlo como empoderamiento con el enfoque de “yo contrato al mejor, entonces yo le doy las herramientas para que se desempeñe mejor”, se toma siempre un enfoque más negativo, como de “esto va a ser un caos; Cuando para nada, la flexibilidad siempre implica un cambio pero es un cambio gradual.


SN: ¿y cuáles serían los factores que incentivan o que te han ayudado a implementar estos programas o estas ideas?

AL: Mucho es el poderlo vender como negocio o sea, datos duros del por qué la flexibilidad ayuda de manera económica a la empresa en temas de espacios de oficina, a [mejorar] productividades, a bajar rotación, a tener mejores personas, en fin toda esta parte. Por otro lado también está el que las nuevas generaciones lo piden a gritos, y si la empresa no se adapta puede quedar obsoleta, entonces más vale adaptarse y cambiar porque en algún punto va a ser ya muy tarde y se va a tener que hacer de manera acelerada. Ahorita es cuando se puede hacer de manera más paulatina más gradual y más estructurada. Cuando sobre todo el director general ve esta perspectiva, esta tendencia laboral y lo toma como una herramienta de ventaja competitiva no nada más un beneficio buena onda, es cuando ya lo empiezan a difundir y a adoptar en las empresas.


SN: En tu experiencia, tú que has estado dedicada a vender este nuevo concepto, ¿Cuáles son los factores que contribuyen a comunicar y transmitir mejor un mensaje.

AL: En primer lugar está, la seguridad al hablar, el estar convencida de lo que estás diciendo es importante. Cuando estás convencida se proyecta y si no lo estás también se proyecta. El tener información y datos que respalden esa seguridad es muy importante. El tercer ingrediente es empezar hablando de forma racional y enfocándose en lo sencillo para que comprendan lo general y luego pasar a lo más complejo. Si empiezas por lo complejo, se abruma al receptor y creas un choque, un rechazo. Empezar por la parte racional A, B, C y luego ya te puedes ir la parte emocional, compleja de lo que quieres transmitir.


SN: Y en cuanto a los errores típicos al comunicar…

AL: Un error muy común es interrumpir, no dejar terminar a una persona y que no te escuchen. Me pasa a mí también, pero sí es un error. También está el no concretar una idea y dar muchas vueltas. Hay que aprender a cerrar la idea. Otro error super común es que la gente no contesta la pregunta, decir otras cosas pero no responder concretamente a lo que se preguntó.


SN: ¿Qué tips nos das no sólo a las mamás sino a las mujeres en general para fomentar un mejor balance de la vida laboral con la vida familiar?

AL: Tener un sistema de soporte y creer en ti. Es importante tener confianza en tu sistema de soporte, tu pareja, la persona que te ayude, la guardería, etc. Tener una confianza y aguantar las dificultades iniciales de combinar las actividades. Tener una estructura y quitarse la culpa al sentir que estás haciendo algo que te gusta y estás feliz. Tener tus espacios y una seguridad.


Sabías qué…


  • El país con un mejor balance de la vida laboral y familiar es Holanda o Países Bajos (OECD)

  • A pesar de trabajar menos horas que en otros países miembros de la OECD, Alemania tiene tasas de productividad muy altas (WEF)

  • Un estudio reciente encontró que los milenials encabezan las estadísticas respecto a nuevas formas de trabajo con un 73% de los encuestados en el Reino Unido trabajando de manera flexible. (telegraph)

  • En el 2017, el Gobierno de la Ciudad de México firmó el convenio de Concertación para la implementación y Fomento al Teletrabajo, que es un paso importante para promover un mejor balance de la vida laboral y familiar y que impulsará a más empresas a adoptar estos enfoques. (El Economista)



76 vistas